En una época en la cual las razones de hacer turismo se han convertido tan variadas como accesibles, el visitar cualquier parte del mundo, más que una comodidad, para los jóvenes ha evolucionado en una necesidad. Una de las opciones turísticas es el turismo sostenible o ‘responsable’ del cual cada año cientos de personas entre 20 a 35 años, participan al comprar un pasaje a un país remoto y contribuyen al desarrollo del mismo al tomar en cuenta el impacto económico, ambiental y social que podrán infligir sobre una sociedad. A continuación exponemos cinco formas de viajar de una forma más participativa y solidaria para el desarrollo y mejoramiento de un país y quienes lo habitan.

  1. Pide permiso: Los habitantes de cada ciudad embellecen el paisaje pero no son utilería. Cuando desees fotografiar una persona, pídele permiso. Presumir que la persona estará cómoda siendo retratada es una equivocación común, pero cualquier decisión debe ser premeditada y actuada con respeto.
  2. Respeta las normas del lugar: El estar en un contexto inusual, ajeno a todo lo que te es familiar, prueba ser atractivo y aparenta presentar la circunstancia idónea para aventurarte en experiencias nuevas. No obstante, las acciones de cada viajero y viajera pueden impactar negativamente el lugar que se visita. Sigue las normas de cada país, aprende sobre la cultura de propina, y no des por hecho algunos aspectos que en tu país de procedencia se den por sentado.
  3. Utiliza los servicios gestionados: El utilizar la transportación pública y otras estructuras de acogida, te permitirá viajar con consciencia del diario vivir de los ciudadanos y conseguirás un mayor entendimiento del manejo, y del modus operandi de cada ciudad.
  4. Mantén relaciones: Intenta mantener relaciones con las personas que impactaron positivamente tu experiencia de viaje. No solo te brindará con una perspectiva internacional de compañerismo y amistad, sino los lazos que se produjeron en solidaridad y respeto pueden durar toda la vida.
  5. Compra local: Al comprar regalos y recordatorios busca productos que sean expresivos y propios de la cultura local. Esta decisión favorecerá la economía de los pueblos que le acogen y propicia la diversidad cultural de cada nación.